Wednesday, January 23, 2013

Chávez, la resurrección

En: http://www.eluniversal.com/opinion/130123/chavez-la-resurreccion

RUBENS YANES |  EL UNIVERSAL
miércoles 23 de enero de 2013  12:00 AM
El vicepresidente Maduro ha anunciado al país que el presidente Chávez estará entre nosotros "más temprano que tarde", confirmando un rumor que ya rodaba en la calle sobre un posible "parapeteo" del paciente, para que pudiese venir a jurar y delegar su mandato.

Se tratará de la resurrección de Chávez, quien ha sido desahuciado por la población varias veces ante la falta de información precisa sobre su estado de salud y su inusual ausencia mediática.

Los chavistas, que han acumulado una vasta experiencia en eso de armar shows políticos, montarán comparsa. Winston Vallenilla será llamado de nuevo a animar la tarima principal de recibimiento al comandante, para que se arrodille correctamente esta vez. Músicos y artistas dejarán su huella en el alma de los asistentes cantando sentidos temas de alabanza; y lo más granado de la clase política chavista tratará por todos los medios de subirse a la tarima a estrechar la mano del revivido comandante.

Seguramente, Chávez dará un enérgico, pero sobrecogedor discurso para dejar claro que está avanzando por el camino de la recuperación. Nos dejará a todos sorprendidos por su vigor y empuje, por lo que la grey opositora se volteará –nuevamente, pues era el pan nuestro de cada día durante la campaña- a los medios y a sus dirigentes para reclamarle de dónde habían sacado esas ideas de un Chávez enfermo.

Los rojos cantarán victoria y vida eterna al comandante, dirán que ellos tenían razón y que cuál era la alharaca con el 10E, y ratificarán que el camino es para la izquierda.

Pero después del show, ¿qué nos espera?

¿Chávez delegará ya oficialmente en Maduro o alargará la farsa de que puede seguir gobernando? Algo que ni siquiera expertos en Chávez como Heinz Dietrich creen.

¿Asumirá él mismo el dictamen de las impopulares medidas que nos esperan, para luego entregar a Maduro el testigo libre de culpas?

El fanatismo alrededor del presidente ha de afectar no solo sus seguidores de a pie, sino a los dirigentes del chavismo y al mismo Chávez. Este es el culto que alimenta a la revolución, pero que además genera curiosidades como la "Caperucita Roja", o aberraciones como el asesinato y descuartizamiento de una madre por su desquiciado hijo. Es la misma actitud que llevó a los magistrados a realizar un fantástico ejercicio de poética constitucional.

Chávez podría pensar que se puede gobernar desde el Hospital Militar en los ratos libres que le deje su largo posoperatorio. Y, cuando él esté ocupado recuperándose, dejar que Maduro gobierne en su nombre, el cual es el esquema que hasta ahora se ha adoptado.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment